La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que se caracteriza por el aumento de la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos (arterias), como resultado de la función de “bombeo” que tiene en el corazón, el volumen sanguíneo, la resistencia de las arterias al flujo y el diámetro de la luz arterial.

Los factores de riesgo para que las personas desarrollen la hipertensión arterial son:

  • Exceso de peso
  • Falta de actividad física
  • Consumo excesivo de sal y alcohol
  • Ingesta insuficiente de potasio
  • Tabaquismo
  • Estrés
  • Presión arterial fronteriza (130-139/85-89 mm de Hg) y tener antecedentes de familiares con hipertensión
  • Tener más de 60 años de edad

La mayoría de las personas que padecen de hipertensión arterial no lo saben, porque tienen síntomas, pero hay quienes pueden presentar:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Mareo
  • Zumbido en los oídos
  • Dolor en el pecho y/o lumbar
  • Tobillos hinchados

Si tienes hipertensión arterial, éstas son algunas de las recomendaciones que puedes seguir:

  • Seguir las indicaciones del médico y la administración del medicamento asignado por el mismo.
  • Consumir frutas (plátano, papaya) y verduras (espinacas, perejil, lechuga) para aumentar el potasio.
  • Tener una dieta apropiada en base a la estatura, peso y actividad física.
  • El consumo de sal no debe exceder de 6 gramos por día, lo que equivale a 2.4 gramos de sodio.
  • Realizar actividad física, mínimo 30 minutos al día.
  • Controlar el estrés mediante técnicas de relajación (meditación y/o yoga).
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.

"Cuídate y cuida de los tuyos"
Día mundial de la hipertensión, 17 de mayo.