El estrés, en su forma más simple, puede describirse como la reacción de la persona a los cambios o exigencias de su vida, siendo una experiencia que todos en algún momento hemos pasado, sin embargo, todos lo procesan de distinta manera.

Existen dos tipos de estrés y es sumamente importante distinguirlos, los cuales son:

  • Eustrés o estrés positivo: surge a causa de los acontecimientos positivos de la vida, tales como casarse, cambiar de empleo o tener un bebé.
  • Distrés o estrés negativo: se desarrolla a causa de los acontecimientos negativos de la vida, tales como la pérdida del empleo, temor y preocupación por su salud y la de sus seres queridos.

Actualmente, el brote de la enfermedad del COVID-19 puede resultar estresante para algunas personas. El temor y la ansiedad con respecto a una enfermedad nueva pueden ser agobiante y generar emociones fuertes tanto en adultos como en niños.

El estrés puede llegar a causar daños físicos en el organismo, entre ellos, presión arterial alta, tensión o temblor muscular, problemas digestivos, insomnio, irritabilidad y depresión. Es importante atender el estrés, pero para aprender cómo sobrellevarlo es indispensable entender la forma en que el organismo responde a las situaciones de estrés.

Algunas de las recomendaciones para lidiar con el estrés actual ante el COVID-19 o la incertidumbre de la nueva normalidad son los siguientes:

  • Mantener una rutina normal: mantener una rutina regular, ten horarios consistentes para las comidas, bañarte y vestirte, horarios de trabajo o de estudio, ejercicio y sueño.
  • Limitar la exposición a los medios de comunicación: las constantes noticias sobre el COVID-19 en todos los tipos de medios de comunicación contribuyen al miedo de esta enfermedad, por lo que debes limitar el uso de medios que puedan exponerte a rumores e información falsa.
  • Mantente ocupado: Una distracción puede alejarte del ciclo de pensamientos negativos que alimentan la ansiedad y la depresión. Disfruta de pasatiempos que puedas hacer en casa e identifica un nuevo proyecto.
  • Concéntrate en los pensamientos positivos: Elige enfocarte en las cosas positivas en tu vida en lugar de hacerlo en qué mal te sientes. Considera comenzar cada día haciendo una lista de las cosas por las que estás agradecido.
  • Usa tus valores morales o tu vida espiritual como apoyo: Si tus creencias te dan fuerza, pueden brindarte consuelo en momentos difíciles.
  • Comunicarse con otras personas: Habla con las personas en quienes confía sobre sus preocupaciones y cómo se está sintiendo por medio de mensajes en redes sociales, llamadas o videollamadas.
  • Establecer prioridades: No te abrumes, crea una lista cosas que te cambiarán la vida y que quieres lograr mientras estás quedándote en casa. Fija metas razonables todos los días, y haz un esquema de los pasos para lograrlas.

El Hospital Clínica Nova cuenta con área de Psicología y Psiquiatría, informa a tu médico y el evaluará y referirá para brindarte apoyo profesional de la salud mental.

Y para colaboradores de Ternium se tiene una línea de Apoyo Psicológico a través del número 81 8865-5820, de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.

¡Cuídate para que puedas disfrutar al máximo de tu familia!