La violencia en el noviazgo es entendida como todo acto, omisión, actitud o expresión que genere daño emocional, físico y/o sexual a la pareja. En México 9 de cada 10 adolescentes sufre violencia en el noviazgo, afectando significativamente la salud física y mental de las víctimas.

Los tipos más comunes de violencia en el noviazgo son:

  • Violencia física: Es cualquier acto no accidental que cause daño a la integridad física de una persona, como: estirar el cabello, empujar, cachetear, patear, pellizcar y golpear.

  • Violencia psicológica: Este tipo de violencia no deja huellas visibles, implica una acción u omisión que lastiman emocionalmente a otra persona como: insultar, chantajear, humillar, controlar, ignorar y descalificar.

  • Violencia sexual: Es definida como aquella presión física o emocional que ejerce una persona a otra para tener algún tipo de acto de orden sexual como: sexo forzado, tocamientos, acoso verbal e insinuaciones sexuales.

Algunas señales para identificar que un adolescente o joven sufren de violencia en el noviazgo son:

  • Baja autoestima e inseguridad personal

  • Problemas para concentrarse en la escuela

  • Dificultades para realizar tareas y actividades

  • Depresión, así como cambios repentinos en el estado de ánimo (enojo - tristeza)

  • Aislamiento social

  • Cambios en la forma de vestir, actuar y hablar

En ocasiones el daño en la victima puede afectar a largo plazo, generando que sean susceptibles a la violencia. A nivel mundial el 30% de las mujeres adultas son víctimas de agresiones por parte de sus parejas.

Para prevenir la violencia en el noviazgo es importante tomar las siguientes medidas:

  • Promover la comunicación clara y efectiva entre pareja, así mismo, establecer buenas relaciones con familiares y amigos.

  • Resolución no violenta de conflictos en el hogar y en la relación de pareja.

  • Propiciar un ambiente de confianza (entre padres e hijos)

  • Pomover los valores de igualdad, tolerancia, amor y respeto mutuo en una relación.

  • Controlar emociones y sentimientos de ira y enojo que generan agresividad a través de la práctica de un deporte o actividad física.

Si usted conoce a una persona que está sufriendo de violencia en el noviazgo, es importante que le sugiera la ayuda de un profesional.

Di no a la violencia en el noviazgo.

Amar: no es lastimar