A nivel mundial, solo el 40% de los infantes menores de 6 meses, reciben la leche materna como alimento excluisvo. La lactancia materna es muy importante para el desarrollo de los infantes, ya que es un alimento lleno de nutrientes como vitaminas, proteínas y grasas que necesitan los niños en los primeros años. La leche va cambiando su composición conforme el bebé crece, para cubrir las necesidades que tiene en su desarrollo.

Es recomendable que la leche materna sea el primer alimento del bebé y la reciba en la primera hora de nacido. Además deben ser alimentados exclusivamente con la leche materna los primeros 6 meses de vida y posteriormente, además de ser amamantados, empezar a consumir también también alimentos complementarios para recibir los nutrientes necesarios.

La lactancia materna tiene muchos beneficios para el bebé, entre los que destacan:

  • Otorga anticuerpos, por lo que los niños son más sanos.
  • Es fácil de digerir, por lo que disminuye la probabilidad de cólicos, estreñimiento y diarrea.
  • Hay menos presencia de caries.
  • Previene la obesidad.

Beneficios para las madres que amamantan:

  • Protección contra la depresión postparto.
  • Ayuda a fortalecer el sistema óseo.
  • Recupera su peso.
  • Ahorra tiempo y dinero.

Las madres trabajadoras pueden seguir brindando a sus hijos estos beneficios, aunque no puedan dar la leche materna directo del seno. La extracción y almacenamiento de leche materna se puede hacer, solo hay que seguir estas sencillas indicaciones:

  • Lávate bien las manos antes de comenzar la extracción.
  • Extrae la leche en forma manual o mecánica.
  • La leche se guarda en biberones estériles o bolsas de plástico diseñadas para su recolección.
  • Inicia con las extracciones 1 a 2 semanas antes de regresar al trabajo.

La lactancia materna le dará a usted y a su bebé un mejor futuro.
Semana Mundial de la lactancia materna, del 1 al 7 de agosto.