El cáncer de cuello uterino es denominado así debido a que se encuentra en la parte más baja y estrecha del útero, provocando el crecimiento descontrolado de las células.

Ésta enfermedad afecta con mayor frecuencia a mujeres mayores de 30 años y la causa principal es el Virus del Papiloma Humano (VPH), además, según la Secretaria de Salud, 1 de cada 10 mujeres mexicanas mueren por este padecimiento.

En etapas tempranas, el cáncer de cuello uterino no suele presentar síntomas, en cambio, en una enfermedad avanzada los síntomas se pueden observar de una mejor manera, los cuales son:

  • Sangrado vaginal anormal entre períodos menstruales o durante / después de mantener relaciones sexuales o hacer ejercicio
  • Dolor pélvico
  • Secreción vaginal
  • Dolor o incomodidad durante el sexo

Algunas de las acciones preventivas para el cáncer de cuello uterino son las siguientes:

  • Visita a tu médico con regularidad para una prueba de Papanicolaou y/o de virus del papiloma humano (VPH); si los resultados son anormales, habla con tu médico.
  • Ponte la vacuna contra el VPH, se recomienda para preadolescentes (niños y niñas) de 11 a 12 años, pero puede aplicarse desde los 9 y hasta los 26 años. Esta vacuna protege contra los tipos de VPH que causan el cáncer de cuello uterino, vagina y vulva.
  • Evita fumar
  • Utiliza métodos de barrera (condón) para reducir el riesgo de infección por VPH.

La detección temprana hace la diferencia.